miércoles, 18 de febrero de 2015

Qué podem aprendre els adults dels xiquets i xiquetes


Adora Svitak, una xiqueta superdotada, sosté que al món li convé pensar “com un infant”: idees agosarades, creativitat desfermada i, sobretot, optimisme. Els grans somnis dels infants mereixen grans expectatives, diu, començant perquè els adults tinguen la mateixa voluntat d’aprendre de la canalla que tenen a l’hora d’ensenyar-los.

El constructe de maduresa com a competència

Us propose la lectura d'un interessant article de A. Bernal, professor de la Universitat de Sevilla, on proposa la conceptualització de la maduresa personal com a competència. L'autor considera que aquesta aproximació emfatitza el caràcter orientador i processual de la maduresa, vinculat a la condició de possibilitat de principi d'acció del subjecte. Espere els vostres comentaris!
Enllaç

miércoles, 26 de febrero de 2014

Per a continuar reflexionant sobre l'educació


Us propose un nou vídeo per a reflexionar sobre desenvolupament òptim i educació. Es titula Per qué odie l'escola i estime l'educació.


martes, 18 de febrero de 2014

Video de Allan Watts. Que faries si el diners realment no importes?


Un interessant video per a pensar de que forma podem promoure el nostre desenvolupament i  professionalment, ajudar a construir el dels altres. Espere els vostres comentaris.

miércoles, 8 de mayo de 2013

viernes, 22 de marzo de 2013

L’ensenyament personalitzat: apostant per una educació centrada en l’individu


Per Bucur, Ramona Mihaela




La vida tal y como la conocemos hoy sería imposible sin la existencia de la educación, sin la perpetuación de una serie de conocimientos que la humanidad ha ido acumulando desde su existencia. A través de la educación, todos nosotros vamos aprendiendo aquello que no nos es innato, lo que no se nos ha proporcionado por nacimiento. Todos necesitamos estar sometidos a un periodo de aprendizaje para dotarnos de ese conocimiento que nos permitirá desarrollarnos como personas e integrarnos en el ámbito cultural. 


El objetivo de la educación es de lo más noble y positivo: promover el bienestar individual y grupal. Pero el sistema educativo de hoy día  ¿realmente promueve el desarrollo personal de sus alumnos, de sus reales potencialidades, o más bien se está preocupando por crear al “trabajador ideal”? ¿Verdaderamente se preocupa de que a través de la educación lleguen a descubrir sus capacidades y a sacarles el mayor provecho, o simplemente se conforma con que unos cuantos obtengas “buenos resultados”?



Personalmente, en muchas ocasiones he dudado de hasta qué punto el modo en el que está planteada la educación se adapta a las necesidades del aprendiz y le permite descubrir y desarrollar su potencial.

Si analizamos la situación actual, nos daremos cuenta de que en cierto modo el expediente académico se ha convertido en una especie de reflejo de nuestras capacidades cognitivas. Aparentemente podemos lo que nuestros resultados académicos dicen que podemos, y a mi parecer, esa es una forma totalmente errónea de enfocar las cosas. Lo que hoy se valora es la capacidad del alumno de adaptarse a las demandas de un sistema educativo basado en un concepto de inteligencia único, premiando así solo a aquellos que por una razón u otra (genética y/o ambiente) han tenido la suerte de poseer las cualidades que en los centros educativos y en la sociedad se valoran. Pero esta forma de plantear la educación solo permite a unos cuantos aprendices explotar su potencial, mientras que a muchos otros no se les da la oportunidad de sacar a relucir sus talentos, e incluso se les estigmatiza.

Si lo que pretendemos es que cada persona tenga la posibilidad de desarrollar sus habilidades y conocer sus verdaderos límites, optar por una educación personalizada podría ser la solución. 

Querer personalizar la educación  supone tener muy claro que cada persona es diferente, que cada individuo tiene sus particularidades y sus ritmos, y que por lo tanto no hay ninguna razón por la que todos tendríamos que aprender las cosas de la misma manera. Hay tantas formas de pensar y aprender como tipos de inteligencias, y eso supone que todos podemos ser inteligentes en un área determinada, pero a muchos aprendices aún no se les ha dado la oportunidad de explotar al máximo nuestras habilidades.

Hay que proporcionarle al alumno el apoyo necesario para que pueda descubrir que es lo que “se le da mejor” y cuál es su “manera personal” de aprender. No hay porque ir imponiendo una manera determinada de acceso al conocimiento, sino más bien ofrecer la libertad de emplear los propios recursos para acercarse al aprendizaje de la manera que más cómoda le resulta a cada uno.
El planteamiento de la educación personalizada, no es tarea fácil. Aspirar a ayudar a un aprendiz a descubrir que es mejor para él implica muchísimo esfuerzo, por parte del profesor, del alumno y de sus padres, e incluso de todo el sistema educativo. Pero pensemos en todos aquellos aprendices que llegarán a descubrir lo que son capaces, que confiarán en sus propias capacidades cognitivas, pensemos en todo aquello que una persona que disfruta con lo que está haciendo puede aportar a la sociedad e incluso a la humanidad... y será entonces cuando nos daremos cuenta de que personalizar la educación es una necesidad.

Enlaces de interés:


- Experiencia del colegio San Luís Beltrán:



 

viernes, 15 de marzo de 2013

Portem la inteligència emocional a les escoles per promoure un desenvolupament òptim


Per Zaida Soria Montoya

El col·legi és una part important de la vida dels nostres fills i filles, on passen la major part del dia. A l’escola aprenen matemàtiques, llengua, coneixement del medi. Però, tenim la certesa de que és suficient el que li ensenyen? Pensem que el que aprenen és el més important per al seu futur, i, més important, per a la seua qualitat de vida? En la meua opinió falta molt camí en l’educació del nostre país per a poder dir que som rics en matèria d’ensenyament.

Per a donar una educació completa i òptima per al seu desenvolupament es necessari centrar el sistema educatiu en aquest camí, afegint contingut de classes dedicades a aquesta matèria tant important com sería la intel·ligència social i emocional.

En la nostra societat la gent viu constantment plena d’inseguretats, les emocions negatives interfereixen en l´aprenentatge des de que som  xiquets i entre els objectius d’una bona educació  deuria constar el desenvolupament de les qualitats humanes, per a tindre una vida plena i feliç.

Per a dur a terme aquesta renovació dels plans d´estudis caldria afegir, entre altres canvis, un programa de continguts importants i necessaris sobre intel·ligència emocional, i formar als professors i orientadors en aquesta matèria.

Entre els continguts rellevants que destaque des de el meu punt de vista serien, fomentar la introspecció, tècniques de desenvolupament de la ment, com la meditació; habilitats per a aprendre a dominar les emocions, ensenyar-los a detectar-les, adaptar-se a elles, modificar- les, sobretot les emocions negatives, per a que no tingan més duració de la necessària, aprendre a dissipar- les i tornar a l´estat inicial, tècniques de socialització, mètodes de resolució de conflictes, fomentar la creativitat ( tenint en compte les diferents àrees que pot abarcar), fomentar hàbits saludables.

En 2010 va començar un programa des de la Institución Educativa SEK i la Fundación para la Comprensión Pública de la Ciencia de Eduard Punset on s´aplicà la intel·ligència emocional en els col.legis. Podeu veure la presentació d’aquesta iniciativa en el següent enllaç: 

Com a material de reflexió sobre el tema, us propose el programa REDES número 130 Aprender a gestionar las emociones. Ací teniu l’enllaç:

En el programa Eduard Punset explica que existeix un consens universal de que el sistema educatiu actual no servix per a  trobar treball, sent la prova més contundent.  Ens conta que podem incidir sobre la programació mental de la gent, que podem canviar el seu cervell, i d´aquesta manera començaria l’èxit de l´aprenentatge social i emocional, En primer lloc, ensenyar als alumnes a focalitzar la seua atenció, hi ha molts estímuls com els vídeo jocs, que fan que es multipliquen els suports d’activitat. Per altra banda, la solució creativa de conflictes, com fer-ho d´una manera cooperativa. Per últim, la gestió de les emocions com la por, la tristesa, la ràbia,etc.

La ciència està descobrint que la gestió de les emocions es més important que els continguts acadèmics actuals, sent determinants en la vida adulta de les persones. A més, en Estats Units ja està posant-se a la pràctica aquestes tècniques per a aprendre a gestionar les emocions, de la mà de  Richard Davidson.

Es difícil saber en quina mesura anem a percebre aquests canvis en les escoles del nostre país, al menys d´una manera ràpida, tenint en compte la situació en la que es troba la educació i els col.legis públics, però pense que no es tant una qüestió econòmica com administrativa i de gestió de recursos, la qual cosa afavoriria el canvi d´una forma més positiva.


jueves, 14 de marzo de 2013

Métode Montessori: una visió diferent de l'educació



 Per Marina Pérez Vitón

El Método Montessori es una vertiente metodológica educativa diferente a la tradicional. Su misión es que el niño pueda sacar todas sus potencialidades a través de la interacción con un ambiente preparado, rico en materiales y adaptado a su ritmo de aprendizaje. El educador, entrenado en este método, ejerce como guía y potencia retos, cambios o novedades que den lugar a explorar un sin fin de contenidos.

Es decir, la escuela que plantea el Método Montessori, no es un sitio donde se trasmiten conocimientos, si no un espacio que da lugar al desarrollo de la inteligencia, la motivación, el interés del niño y las capacidades de este, además se adapta a sus prioridades y ritmos de aprendizaje. En definitiva, con este método, el desarrollo de aprendizaje no tiene límites, los niños y niñas pueden aprender todo cuanto quieran y necesiten de manera dinámica y entretenida, teniendo en cuenta, sobretodo, su grado de motivación.


La metodología Montessori nace a finales del siglo XIX principios del XX, por la educadora italiana María Montessorri. Esta no estaba de acuerdo con las técnicas y metodologías rígidas que se utilizaban en los centros educativos europeos, por ello ideó una forma distinta de ver y valorar la educación, más allá de la escuela tradicional.
Sus ideas principales plantean al niño como un agente con capacidad para aprender, de forma espontánea sin “ayuda” de un adulto.

“uno mismo es quien construye su aprendizaje”
                                              (Maria Montessori)

Sus principios, en los que se apoya para llevar a cabo esta metodología y que cree que son fundamentales para la optimización del desarrollo intelectual del niño, se basan en la autonomía, la independencia, iniciativa, capacidad de elegir, el desarrollo de la voluntad y la autodisciplina. Montessori entiende la enseñanza como una oportunidad para ayudar al niño a alcanzar su potencial como ser humano.

En la actualidad, sobretodo en EEUU, existen cerca de cuatro mil colegios que se basan en este método educativo. En España son pocos los centros que implantan esta metodología, pero poco a poco esta iniciativa se presenta en progresivo crecimiento.

Y la pregunta es, si este método consigue resultados óptimos, (http://www.latercera.com/contenido/28_17790_9.shtml), utiliza una metodología que optimiza el desarrollo del niño, valora sus capacidades y lo considera un agente activo y con iniciativa para aprender ¿Por qué no se implanta esta modalidad en más centros educativos? ¿Porque seguimos anclados en un sistema de trasmisión de conocimientos donde la escuela se percibe como una organización donde se tiene que conseguir una nota adecuada para poder mantenerse en el sistema?.

¿Tan difícil es cambiar? ¿Que objetivos se pretenden conseguir siguiendo con un sistema educativo anclado en la revolución industrial? ¿Qué estamos haciendo?.
Son preguntas que me inquietan, que me hacen pensar a cerca de cómo será el futuro, si seguiremos en la misma sintonía o por fin seremos conscientes de que esto no va a ningún lado.



Libros y enlaces de interés:

o   Montessori, M.(1971) La mente absorbente del niño. Editorial Araluce: Barcelona.
o   Montessori, M.(1984) La descoberta de l’infant. Editorial Eumo: Vic (Barcelona).
o   Pág. Web:  http://www.montessori.edu